fbpx

Formulario de contacto

5 razones poderosas para invertir en la formación de tu equipo de trabajo.

5 razones poderosas para invertir en la formación de tu equipo de trabajo. | Centro odontológico y formativo
19 de Julio

5 razones poderosas para invertir en la formación de tu equipo de trabajo.

Siempre que se piensa en capacitación, adiestramiento y formación para los empleados de una empresa, viene a la mente la palabra “gasto”.

Y ciertamente lo es, pero más allá de un gasto negativo e innecesario, se trata de una inversión necesaria y redituable, que puede redundar en numerosos beneficios para la empresa.

Un personal cualificado y bien adiestrado en sus labores, será un equipo de trabajo motivado y con amplios conocimientos con los que va a poder enfrentarse de una mejor manera a cada uno de los proyectos de la empresa.

En una clínica odontológica, cada miembro del equipo debe estar siempre capacitado para sus funciones y actualizado en los procesos del negocio.

La formación de tu equipo de trabajo va a permitir que desarrollen nuevas capacidades y mejoren su desempeño laboral, por lo tanto debe ser tomado como prioridad y como una estrategia de crecimiento.

¿Por qué invertir en formación?

Existen cinco razones poderosas por las que debes invertir en formación para los miembros de tu equipo.

¿Tienes dudas sobre realizar esta inversión? No lo hagas. Ten en cuenta que los beneficios pueden ser inmediatos.

  1. Incrementa la productividad. Al mejorar los conocimientos del equipo de trabajo, aumenta la productividad y la eficiencia. Los empleados se van a sentir mucho más motivados por lo que el éxito será cada vez mayor y con el éxito, la sana competencia aumentará, lo que puede abrir la puerta a desarrollar proyectos de crecimiento más ambiciosos para tu clínica odontológica, como por ejemplo la apertura de nuevos centros. También es necesario resaltar que un personal bien capacitado es más propenso a cumplir con los estándares de calidad establecidos por la empresa, sin necesidad de supervisión.
  1. Permite delegar tareas y abarcar nuevas áreas. Un empleado con nuevos conocimientos y habilidades es capaz de ser más autónomo, por lo que se le pueden delegar nuevas funciones asociadas a su cargo sin la necesidad de supervisión constante, lo que convertirá a tu clínica en una empresa flexible en la que será posible descubrir nuevas áreas del negocio que no habían sido exploradas por falta de personal calificado.
  1. Elimina la sensación de estancamiento. Con la formación frecuente, se evita que los trabajadores tengan la sensación de que están estancados haciendo exactamente el mismo trabajo por mucho tiempo. El aprendizaje de nuevos conocimientos permite al equipo descubrir nuevas áreas en las que puede aplicar las destrezas adquiridas. Este punto es importante porque la sensación de estancamiento favorece la movilidad laboral, en cambio un personal con formación continua se siente más seguro y conforme con su trabajo.
  1. Sirve para aprovechar mejor los recursos. No siempre se necesita invertir altas sumas de dinero en formación (a excepción de aquellos casos en que el conocimiento requerido sea altamente especializado). También puedes aprovechar el conocimiento de los mismos miembros del personal ya capacitados y hacer que éstos transmitan sus conocimientos al resto de sus compañeros, siempre y cuando sean remunerados por esta actividad; de esta manera, se crea un ciclo de retroalimentación que además mejora el ambiente laboral.
  1. Mejora la imagen de la clínica y define su cultura empresarial. Es bien sabido que una empresa que apuesta por el desarrollo profesional y la capacitación de su personal, gana prestigio y resulta más atractiva para sus trabajadores y para el público en general, de hecho son muchas las empresas que utilizan la formación como parte de sus estrategias de marketing, haciéndola parte de su cultura empresarial.

El punto principal por el cual es necesario invertir en la formación del equipo de trabajo es, por supuesto, la satisfacción del paciente, esa es la prioridad definitiva.

Al mejorar la eficiencia de cada uno de los miembros del equipo de trabajo, se mejora también la atención al público, logrando exceder las demandas de los pacientes en cuanto a calidad, y pudiendo así competir con otras clínicas; por lo tanto, se mejora la competitividad de la empresa en cuanto a la oferta de servicios a los pacientes, sin tener que invertir demasiado dinero en estrategias publicitarias, solo invirtiendo en el recurso humano ya existente.

¿La formación de tu equipo es una prioridad para ti? ¡Excelente!

Consulta las opciones que tienes a tu disposición para alquilar una sala de formación en el centro de Barcelona, en Centro Puy.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies